CLAVES PARA LA LIMPIEZA DE OFICINAS

CLAVES PARA LA LIMPIEZA DE OFICINAS

Los trabajos más habituales para los que se contrata una empresa de limpieza, es la limpieza de oficinas. Es muy importante elegir un método de limpieza adecuado, teniendo en cuenta el tipo de superficie y las indicaciones del cliente.
Separaremos las técnicas a aplicar, y explicaremos los parámetros con los que nos podemos encontrar, con el fin de poder realizar la limpieza más adecuada para cada superficie.
Eliminar la suciedad y el polvo es una tarea de gran importancia. Además de dar la impresión de suciedad, el polvo es un transmisor y propagador de microorganismos. Además, causa de alergias y puede dificultar un buen funcionamiento de máquinas o instalaciones de precisión.
Para la eliminación del polvo se utilizarán aspiradores, bayetas y gamuzas tratadas con soluciones limpiadoras. Siempre se debe encontrar la forma más idónea de trabajar ahorrando tiempo y esfuerzos innecesarios.

Muebles tapizados
Los muebles cubiertos con textil, piel o piel sintética, absorbe la suciedad de tal modo que en muchas ocasiones es casi imposible obtener un buen resultado. Diariamente se aspirarán las superficies y periódicamente se limpiarán con una solución de champú o productos específicos para el textil.

Mobiliario sintético
La mayoría de los objetos en una oficina se componen de melanina. Para su limpieza se utilizará únicamente agua y jabón. Una bayeta microfibra humedecida en una solución con detergente dejará su superficie en perfecto estado de limpieza.

Mobiliario de madera
Aquí una bayeta humedecida en solución neutra será la mejor técnica para la limpieza. Cuando la chapa de madera está deteriorada, será conveniente nutrirla e hidratarla. Los productos jabonosos específicos para madera ya contienen esos nutrientes, pero también hay que tener en cuenta, que se trata de una superficie natural y con el paso del tiempo se puede deteriorar.

Materiales Informáticos
En general se utilizará para la limpieza de estos dispositivos una bayeta de microfibra ligeramente humedecida en agua y solución de detergente neutro para no perjudicar los equipos. Nunca se debe pulverizar directamente los equipos.

Desinfección de aparatos telefónicos
Los resfriados y enfermedades respiratorias se contagian por vía oral. Hay que tener en cuenta que los auriculares del teléfono es lo que más cerca está de nuestra boca, y por ello estamos más propensos en coger cualquier tipo de contagio. Por este motivo, se exige, que la limpieza de estos aparatos conlleve una desinfección. Para ello se utilizará o bien pulverizando la bayeta con alcohol de quemar, o se humedecerá la bayeta en agua con detergente desinfectante.

Limpieza de pantallas
Las pantallas nunca se podrán limpiar en seco, ya que se hay polvo en la pantalla, al apoyar una bayeta seca se pueden generar importantes arañazos. El procedimiento a seguir:
– Apagar el monitor
– Pasar una bayeta humedecida en un producto antiestático y secar a continuación un trapo de algodón

Limpieza de pavimentos
Los pavimentos de textil se aspirarán a diario y periódicamente se lavarán con una máquina rotativa y detergentes desinfectantes especiales para tal fin.
Los pavimentos de madera, se aspirarán bien y se fregarán con detergentes neutros para no dañar la madera. Pero con el tiempo la madera se puede deteriorar por tratarse de una superficie natural. Con el paso del tiempo, habrá que acuchillar la madera y barnizarla.
Los pavimentos duros, se aspirarán o barrerán/mopearán y se fregarán con detergentes que desinfecten.

Como conclusión, el procedimiento a seguir para la realización de la limpieza de una oficina, será:
1.- Vaciado y limpieza de papeleras
2.- Limpieza del mobiliario y superficies y sus elementos
3.- Limpieza de los pavimentos
4.- Limpieza y desinfección de baños