EL 48% DE LOS PADRES MANIFIESTAN QUE SUS HIJOS NO UTILIZAN LOS ASEOS DEL COLEGIO POR FALTA DE HIGIENE

EL 48% DE LOS PADRES MANIFIESTAN QUE SUS HIJOS NO UTILIZAN LOS ASEOS DEL COLEGIO POR FALTA DE HIGIENE

Una encuesta para el Informe Higiene y Salud 2018 – 2019, ha dado como resultado, que un 48% de los padres, con hijos escolarizados, temen que sus hijos enfermen como consecuencia de la falta de higiene de los lavabos de su colegio. Como ya es sabido, que unos hábitos de higiene adecuados, son claves para un bienestar y una salud de la persona. Con niños y niñas es aún más complicado o dificultoso garantizar esta higiene. El poder garantizar una buena limpieza de los vestuarios, aseos y lavabos, requiere, aparte de utilizar los productos adecuados para ello, es importante saber la frecuencia de la limpieza.

Nosotros estamos familiarizados desde hace años, con la limpieza en colegios, guarderías y centros de estudios, donde acuden niños de todas las edades. Cada centro requiere rutinas y supervisiones de forma individualizada.

Mantener limpia y desinfectada una guardería, donde se debe limpiar y desinfectar a fondo a diario no sólo los WC, sino, que habrá que limpiar y desinfectar las colchonetas, la cocina, muebles, sillas, en general todos los elementos que un niño de entre 4 meses y 3 años pueda tocar, no es cosa de nada.

Después tenemos las zonas de los niños de primaria, que requiere una frecuencia distinta, teniendo que limpiar y desinfectar los lavabos varias veces al día, para que no exista el peligro de contagios. El mobiliario escolar se limpiará y se desinfectará de forma diaria.

Los estudiantes de la ESO, suelen requerir, una frecuencia aún mayor. Estos chicos y chicas se suelen reunir en los lavabos, no suelen cuidar su entorno ni prestar atención a la hora de utilizar los lavabos. Les da igual si quedan limpios o sucios, e incluso en muchas ocasiones, ni tiran de la cadena. Por este motivo es aconsejable realizar limpiezas después de cada pausa, para garantizar una buena higiene.

En las Universidades la cosa ya empieza a cambiar, los alumnos están concienciados en mantener las estancias limpias. Por lo que la frecuencia puede ser como la de unas oficinas.

En todos los centros, es muy importante, que el pavimento, siempre esté limpio y desinfectado. El suelo es un transmisor de infecciones importante. Por ello, nosotros barremos, aspiramos y fregamos con productos adecuados los pavimentos, y dependiendo del centro, se determina la frecuencia. En días de lluvia, incluso se deberá fregar varias veces las zonas comunes.

En los colegios, donde nosotros llevamos realizando la limpieza desde hace muchos años, no sólo podemos garantizar una buena higiene, sino que, en algunos centros, se han instalado aparatos de Ozono para que mantenga un ambiente libre de bacterias, para que, de este modo, no se transmitan enfermedades contagiosas por el aire, como pueden ser, el virus de la gripe.

Dejen que les aconsejemos.