COMO AFECTA LA LLUVIA EN LA LIMPIEZA

COMO AFECTA LA LLUVIA EN LA LIMPIEZA

Cuando llueve, sobre todo en las grandes ciudades, decimos, que bien, ya que se limpia, el ambiente, las calles, los conductos subterráneos, pero por en realidad, se ensucia todo mucho más.
Los pavimentos de los Parkings quedan marcados con los neumáticos de los vehículos, las entradas de los Edificios, quedan marcadas con pisadas y con el peligro que alguien se caiga, las ventanas de los edificios quedan con las marcas de las gotas de la lluvia, los bancos de los parques se llenan de barro, y etc, etc, etc.
Muchos pensarán, que todos estos puntos nos favorecen a las empresas de limpieza. Pero todo lo contrario. Si llueve, las limpiezas de cristales, no se pueden hacer, hasta que deje de llover. Las limpiezas a fondo de las entradas de edificios y Parking tampoco, y ni hablar de hacer tratamientos de pavimentos como abrillantados. Si en un mes, 10 días está lloviendo, el planning de los Especialistas se retrasa muchiiiiiisimo, y en los otros días del mes restantes, se tiene que recuperar todos los servicios que no se han podido hacer en los días de lluvia, ya que muchos clientes tienen contratado un servicio mensual de estos trabajos
Nosotros no obstante utilizamos para limpiar los cristales, un detergente que ayuda a repeler la suciedad, pero aún así, y con la contaminación que tenemos en la ciudad de Barcelona, debe existir una frecuencia de limpieza, para mantenerlos en correcto estado de limpieza.
También, cuando llueve mucho, sobre todo los clientes que se encuentran en zonas del centro de la ciudad, o en barrios cercanos al mar, se ven inundados. Esto también pasa con Parkings que tienen problemas de desagües. Cuando esto sucede, mandamos un equipo de Especialistas con aspiradores de agua potentes para ir sacando el agua, ya que utilizando únicamente el mocho, no se terminaría nunca. En ocasiones otro de los trabajos, es, el vaciado de terrados, que con todos los trastos que han dejado los vecinos, está repleto, y los desagües no pueden ser limpiados y vaciados periódicamente, lo que hace acumular el agua en dichas zonas. En ocasiones esto lleva a que penetre el agua en los pisos que se encuentran debajo. Es muy importante que los sumideros que se encuentran en los terrados, se puedan limpiar bien como mínimo una vez al mes, y mejor si se hace semanalmente.
Después están los tejadillos que cubren los patios interiores. Los vecinos dejan caer un montón de porquería y ropa, que cuando llueve se moja, y pesa, lo que hace que el tejadillo se raje y empiece a caer el agua dentro de los patios. También es verdad, que el acceso a estos tejadillos en muchas ocasiones es muy complicado, teniendo que limpiarlos descolgándose un operario a través de un piso. Muchas veces los arquitectos no piensan a la hora de diseñar un edificio, de cómo se deberá hacer la limpieza. Esto sucede también cuando se tienen que limpiara los cristales de edificios modernos. No es lo mismo poder acceder a los cristales de forma tradicional, que tener que llevar una grua-pluma, lo que le va a ocasionar un coste elevado al cliente.
Es curioso, que el agua, que nos sirve para limpiar, también es lo que más ensucia. La única que se ve favoricida sin consecuencias, es a la naturaleza. Con la lluvia se limpian las hojas, que ayuda a eliminar impurezas y además alimenta las raíces. Pero todo lo que ha sido construido por el hombre, requiere de mucho esfuerzo para mantenerlo bien.
Deberíamos aprender de ella…….