EXPERIENCIA CON LA LIMPIEZA Y EL OZONO

EXPERIENCIA CON LA LIMPIEZA Y EL OZONO

1. El otro día, me puse a hervir la Kurkuma con agua, para hacerme un té, y como siempre atendiendo varias cosas a la vez, me descuidé y me fui a pasear los perros durante una hora, dejando la perola hirviendo. Conforme me iba acercando a casa después del paseo, empecé a oler como si alguien se estuviera fumando un porro bien consistente, pensando que un vecino se estaba alegrando, cual fue mi sorpresa al entrar en la cocina, cuando la perola se había quemado por completo y de la KURKUMA, únicamente quedaban cuatro bultos carbonizados. Lo malo no fue tener que tirar por supuesto la perola, ya que no tenía salvación, sino el olor que se había quedado en toda la casa, y especialmente en la cocina, que olía, como si hubiera habido un incendio.
Para eliminar este olor, en primer lugar tuve que limpiar toda la cocina, con detergente y lejía, incluyendo puertas, ventanas, suelo y lavar las cortinas. A continuación dejamos actuando una noche durante aprox. 4 horas la máquina de Ozono para eliminar bacterias y eliminar así en lo posible el olor, dejando abiertos los armarios y las ventanas bien cerradas.
Ahora después de 2 días, les puedo asegurar que el olor a quemado, ha desparecido y conforme se vayan limpiando una y otra vez las diferentes superficies, no quedará ni rastro. Que gran invento el tratamiento de Ozono.

2. Hace unos días cuando baje al sótano llego a mis oídos un ruido diferente al que estaba acostumbrada, y al acercarme al circuito que estaba montado de Scalextric, observo que alguien había colocado un cubo pequeño en el circuito y que del techo caía gota a gota agua al cubo. Pero el cubo ya se había llenado y el agua iba saliendo a las pistas, coches y finalmente al suelo del sótano. La asistenta había observado que la mini-piscina de la planta superior perdía, puso el cubo, pero dijo nada. Esto un viernes y hasta el lunes que no bajé, el agua fue cayendo hasta inundar todo lo que había debajo.

Aparte de tener que recoger con mocho y aspirador de agua el agua que había en el suelo, una vez desmontado todo el circuito, se dejaron secar bien las mesas que soportaban el circuito, ayudando con secador industrial. A continuación se pintaron las mesas de DM con pintura especial anti-humedad, y dejó actuar la máquina de Ozono durante 2 noches con una duración de 3 horas, para eliminar las bacterias que se hubieran podido formar con la humedad, desinfectar y eliminar por lo tanto posibles olores a humedad y pintura. Eso sí, las ventanas mientas actuaba la máquina de Ozono, bien cerradas.

Después de 3 días, el sótano ha dejado de oler a humedad y sólo ha quedado un ligero olor a pintura, que irá desapareciendo, dejando las ventanas abiertas y que el lugar se vaya ventilando.

En toda la casa he ido colocando Mini-Ozonos para tener siempre un ambiente libre de bacterias y de malos olores, esto ya antes de los sucesos antes descritos y la verdad, que enfermamos menos, y no nos contagiamos entre nosotros con virus de temporada. Sobre en un baño, donde no hay ventana, estos aparatos funcionan muy bien, ya que eliminan todas la bacterias que se forman con la humedad de la ducha.