COMO EVITAR VIVIR EN UNA BURBUJA CONTAMINADA

COMO EVITAR VIVIR EN UNA BURBUJA CONTAMINADA

La contaminación atmosférica es un tema que nos afecta a todos. Cada año mueren aproximadamente 400.000 personas en la Comunidad Europea por la mala calidad del aire que respiramos.
El aire que respiramos contiene bacterias, virus, elérgenos, sustancias químicas y olores. Los vehículos, las fábricas, las calefacciones y las partículas en suspensión que proceden de neumáticos y frenos son los principales emisores de dióxidos. Todo ello lleva a problemas patológicos como cardiovasculares, cáncer, dificultad respiratorios, alzheimer, demencia e incluso hiperactividad en niños.
Qué pasa con nuestro ambiente de trabajo?
Las empresas están ubicadas normalmente en los núcleos de las ciudades o en polígonos industriales. Aunque dispongan de ventanas de aislamiento, la contaminación entra por todas partes. Por ello limpiar, cualquier superficie, como la del mobiliario o la de los cristales se complica mucho, debido a que la grasa que se acumula por las partículas contaminantes del aire que se alojan sobre estas superficies. Si tenemos en cuenta que pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios interiores, y que además compartimos estos espacios con otras personas durante aprox.una tercera parte del día, es lógico reflexionar que no sólo es imprescindible limpiar y desinfecta las superficies de una estancia, sino que también hay que limpiar y desinfectar el aire. Según estudios, el aire en los espacios cerrados, está 5 veces más contaminado que el de los espacios abiertos.
No realizar un tratamiento correcto de estos espacios cerrados, lleva a un absentismo importante a las empresas. El personal se contagia con mucha más facilidad.
Por lo tanto, es igual de importante efectuar la limpieza y desinfección diaria de los elementos dentro de un ambiente cerrado como mantener limpio el aire en dichos espacios.
Cómo conseguirlo?
Se deben evitar contaminantes en concentraciones que superen a los que puedan perjudicar la salud o que reduzcan el confort a los ocupantes de dicha estancia.
Lo que ha quedado claro, es que el aire debe estar limpio para proteger nuestra salud.
Nuestra empresa ha conseguido mantener el aire en los espacios de nuestros clientes limpios y desinfectados haciendo primero un tratamiento de choque con OZONO e instalando posteriormente unos aparatos de limpieza ambienta con Ozono para mantener el ambiente limpio.